PRINCIPAL

PROCESIONES BILBAO

¡AVISO IMPORTANTE PARA LAS HERMANAS Y HERMANOS COFRADES!:

LA JUNTA DIRECTIVA OS RUEGA EL MÁXIMO EMPEÑO POR ACUDIR A TODAS LAS PROCESIONES PROGRAMADAS POR LAS COFRADÍAS DE BILBAO, CONSTITUYÉNDOSE ÉSTA COMO LA PRINCIPAL PENITENCIA DE LA SEMANA SANTA.

En caso de que penséis descansar algún día, también os ruega que no faltéis en ningún caso a las del Domingo de Ramos por la tarde, la de la madrugada del Viernes Santo y la de la tarde de ese mismo Viernes Santo, donde confiamos contar con el máximo de cofrades disponibles.

PROCESIONES 2009

Participación prevista de la Hermandad de Begoña

Representación de cinco hermanos con Guión de la Hermandad: Domingo de Ramos (Borriquito) y Viernes Santo (Encuentro) 

Representación con Banda de Cornetas y Tambores: Viernes de Dolores (Dolorosa) y Sábado de Pasión (Amargura), Lunes Santo (Nazareno), Martes Santo (Piedad), miércoles Santo (Soledad) y Sábado Santo (Esperanza).

Amplia Representación Sin Banda: Viernes Santo (Silencio) y Domingo de Resurrección (Luz y Resurrección).

Cuerpo de Comunidad

Domingo de Ramos (Humildad y Caridad)

Hermanos 160 (40 cargadores y 22 en Banda de Cornetas y Tambores)

Pasos: Nuestra Señora de la Caridad, Clavel blanco y rosas del mismo color y lilium, y Santo Cristo de la Humildad en paso de traslado con clavel rojo y estatis. Arreglo Floral: Julio Ojeda.

Música: Txistularis con la Cruz de Guía;  Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de Begoña  con el Cristo. Banda de Música de Galdakao, con la Virgen.

Jueves Santo (Santa Cena):

Hermanos 79 (20 en Banda de Cornetas y Tambores)

Pasos: no lleva.

Música: Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de Begoña.

Viernes Santo (Santo Entierro).

Hermanos 160 (30 cargadores y 22 en Banda de Cornetas y Tambores)

Pasos: Santo Cristo de la Humildad. Iris y estatis morado. Arreglo Floral: Julio Ojeda.

Música: Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de Begoña.

 

MEMORIA

La Hermandad de Begoña participa en las Procesiones de la Semana Santa Bilbaína desde 1948. Ya ese primer año tuvo la iniciativa de aportar un nuevo recorrido procesional al programa de las bilbaínas. Ciertamente, la Procesión del Silencio, que se iniciaba en la Basílica de Begoña y finalizaba en la puerta de la Cárcel de Larrínaga, realizaba las siete visitas al Santísimo Sacramento con los cofrades descubiertos de su antifaz, a excepción de los muchos que portaban cruces o algún otro elemento penitencial.

Se puede decir que, hasta 1972, la Hermandad tenía suficientes cofrades para la organización de este recorrido, que implicaba el contacto con siete templos de los conventos, entonces abundantes, en el barrio de Begoña.

A partir de ese año, hasta 1975, la Hermandad compartió con la Cofradía de Nuestra Señora de la Merced la organización de esta procesión, hasta que anunció oficialmente, tras el balance entre todas las Cofradías Penitenciales de Bilbao, que la organización de la Procesión quedaría a cargo de Cofradía de la Merced hasta que la Hermandad de Begoña volviera a organizarse.

Durante esos años la Hermandad de Begoña participó en todos los desfiles procesionales con una representación de cinco a ocho hermanos, a excepción de los del Jueves y Viernes Santo en que ponía en las calles de la Villa más de doscientos hermanos en Cuerpo de Comunidad.

Los cofrades de Begoña llegaron a portar algún paso procesional en la Procesión de Jueves Santo por concesión de la Santa Vera Cruz, como en 1949 con la Santa Cena.

Desde su reinstauración la Hermandad ha acudido a todas las procesiones bilbaínas, en cuerpos de representación con un amplio número de hermanos y hermanas, aunque en la etapa que va desde 1996 hasta 2001 no portó ningún paso en los desfiles procesionales del Jueves y Viernes Santo. Sin embargo, en 2001, dado que la Cofradía de la Pasión procesionaría su nueva talla del Jesús de la Pasión el Jueves Santo y, por tanto, no lo haría con el de la “Coronación de Espinas” como era habitual, la Hermandad de Begoña solicitó a la decana de la Santa Vera Cruz portar ese paso.

 

 

 

Dado que la contestación de la Vera Cruz fue que, por prioridad de solicitud, ese paso lo portaría la de los Cruzados Eucarísticos, y siendo ese Jueves y Viernes Santo la Hermandad de Begoña una de las cofradías con mayor número de cofrades, muchos de ellos solicitaron a la Junta Directiva que la Hermandad incorporara una nueva imagen procesional propia a las procesiones bilbaínas.

De esta forma y después de un encuentro con la cofradía de la Santa Vera Cruz para comunicarles la iniciativa, como organizadora de los desfiles procesionales de Jueves y Viernes Santo, se incorporó el Santo Cristo de la Humildad al desfile procesional del Viernes Santo, que procesiona en su paso portado a hombros por treinta cargadores.

 

En suma, la Hermandad de Begoña participa en todas las procesiones de la Semana Santa Bilbaína, haciéndolo en cuerpo de Comunidad en la Procesión de la Caridad de la tarde del Domingo de Ramos, como organizadora, y el Viernes Santo portando el paso del Santo Cristo. Participa en amplia representación en la del Silencio de la madrugada del Viernes Santo, en recuerdo de su espíritu en su primera etapa, y en representación con o sin banda por decisión de cada año en las demás procesiones.

Extraordinariamente, el año 2004, la Hermandad de Begoña acudió a la Procesión del Lunes Santo en Comunidad al ser invitada a participar a la misma con el recién bendecido paso de Nuestra Señora de la Caridad. La Virgen fue portada por 26 cargadores que acometieron un complicado recorrido subiendo la cuesta de Arnotegui entre el clamor del público, que acompañó a la imagen en el resto del recorrido, siendo especialmente emotivo el Encuentro en el Atrio de la Iglesia de San Francisco entre Nuestra Señora de la Caridad y Nuestro Padre Jesús Nazareno.