PRINCIPAL

Principal
Arriba

INCORPORACIONES

IMPOSICIÓN DE MEDALLAS

A todos los cofrades de la Hermandad les es impuesta su medalla en un solemne acto en la Basílica de Begoña. Desde la reinstauración, casi quinientas personas se han incorporado a la Hermandad, bien como hermanos Honorarios, es decir, aquellos fieles de la Religión Católica que se comprometen a participar en algunas actividades pero, sobre todo, a apoyar económica o materialmente a la Cofradía, o bien como Oficiales, es decir, aquellos que añaden un compromiso de participar como penitentes en las procesiones en que la Hermandad participa en cuerpo de comunidad.

No hay que confundir a los cofrades honorarios con los benefactores de la Hermandad. Estos últimos no tienen por qué ser practicantes, ni siquiera católicos, pero son personas generosas con su tiempo, con su esfuerzo o con su dinero, que bajo esta formula colaboran, algunos de forma muy importante, para que la Cofradía pueda desarrollar su actividad, aunque no están inscritos en la misma y por lo tanto no se imponen ni siquiera la medalla.

Dentro de la ceremonia de imposición de medallas tiene también lugar el nombramiento oficial de uno o varios Hermanos Mayores Honorarios, que son cargos honoríficos otorgados a personas de significación pública dentro de la vida social y que se comprometen en dar testimonio de su fe, particularmente de su devoción a la Virgen de Begoña, en el campo social en que se hayan inmersos.

La imposición de medallas se celebra el día de la fiesta de la Hermandad, es el gran el día de los cofrades. Tras el solemne acto litúrgico de imposición en la Basílica de Begoña tiene lugar un lunch y un baile con música de discoteca para los cofrades, nuevos y antiguos, sus familiares, amigos y todos los colaboradores y benefactores de la Hermandad.

IMPOSICIÓN DE TÚNICAS

En esta imposición son exclusivamente los nuevos cofrades que van a participar en las procesiones los que, en una celebración litúrgica íntima de la Cofradía, a la que se invita a los familiares de los cofrades, tiene lugar la imposición de la túnica penitencial antes de salir en la procesión del Domingo de Ramos por la tarde.

La primera imposición de túnicas tras la reorganización de la Hermandad tuvo lugar en los locales parroquiales de la Basílica de Begoña el Domingo de Ramos de 1996, antes de la Procesión del Borriquito y después de la Misa con Bendición de Palmas de las 10.00 de la mañana, ya que entonces la Hermandad no organizaba procesión alguna.

El año 1997 la imposición se trasladó a la Iglesia del Convento de Santa Mónica donde en 1998 y 1999, cuando ya organizábamos la procesión, el acto se trasladó a la tarde.

Desde el año 2000 la imposición de túnicas se celebra en la Parroquia de la Cruz de Mallona, templo de salida de la Procesión.