PRINCIPAL

 

CELEBRACIÓN DEL XX ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE LA HERMANDAD DE COFRADÍAS PENITENCIALES DE LA VILLA DE BILBAO

 

El pasado viernes, 27 de Marzo, también tuvo lugar una cena conmemorativa de este hecho que a la postre ha sido tan importante en nuestra Semana Santa Bilbaína.

   

Es verdad que costó más de una reunión irregular sentar los fundamentos de esta Asociación Privada de Fieles, ya que la entonces rectora de la Semana Santa, la Cofradía de la Santa Vera Cruz, se oponía a esta agrupación, por considerar que le pudiera llevar a perder el control de la Semana Santa que venía organizando desde antes de 1553.

En la vida de la Hermandad de Cofradías, hay luces y sombras, como en toda asociación, y realmente ha habido momentos muy duros que no viene al caso comentar en estos momentos.

Desde nuestra Cofradía se valora como eficacísimo el trabajo de la Hermandad de Cofradías y como logro del trabajo conjunto de todas las Hermandades Bilbaínas la fundación y el sostenimiento del Museo de Pasos de Semana Santa, la realización del Encuentro Nacional de Hermandades y Cofradías Penitenciales que se celebró en Bilbao, las tareas de difusión de nuestra Semana Santa a través de los folletos y carteles y a través del trabajo con mcs. De todos ellos cabe destacar la retransmisión en directo que emitió ETB hace unos años de las procesiones del Lunes Santo y del Jueves Santo, así como la gran exposición de nuestra Semana Santa que se celebró en la Plaza Nueva de Bilbao. También la Hermandad de Cofradías carga con el trabajo de solicitud y gestión de los diferentes permisos para las procesiones.

Ahora queda trabajo pendiente, tanto en tareas de difusión de nuestra Semana Santa, como en el trabajo de formación de nuestros dirigentes y nuestros cofrades. El primer paso ya lo ha dado nuestro Obispo Auxiliar D. Mario, que se reunió con quienes quisimos estar, y nos dio unas pautas para empezar a trabajar, de forma coordinada con las Unidades Pastorales que se están creando en nuestra ciudad.

A la cena acudieron por parte de nuestra Hermandad, nuestro Hermano Abad, los dos Hermanos Vicarios y el Hermano Emérito Javier Diago. Fue una cena llena de recuerdos de unos y de otros de aquél acontecimiento que finalmente culminó tan positivamente.