PRINCIPAL

 

CRÓNICA DEL ENCUENTRO DE ESTE AÑO CON NUESTRA COFRADÍA HERMANA DE CÁDIZ

  

    Los pasados días 12 y 13 de septiembre, una representación de la Hermandad de Begoña viajó a Cádiz, como procuramos hacer al menos una vez al año, a fin de participar en los actos del Triduo que, anualmente, organiza la Cofradía del Santo Cristo de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de la Amargura, hermanada con la nuestra.

    Acudieron a Cádiz Patxi García del Castillo, Hermano Contador, Manuel María Vélez, Hermano Emérito, Lourdes Zabala, Hermana Mayor del grupo 3 y quien esto escribe, José Andrés Etxebarria, Hermano de Liturgia.

    Los actos del Triduo consistieron en rosario y misa, los dos primeros días, y en rosario, misa cantada y lectura del Pregón a la Virgen de la Amargura, el tercer día. Las eucaristías fueron oficiadas por el P. Julián, agustino, las cuales versaron sobre la devoción a la Virgen, por un lado, y sobre lo que deberían de ser una cofradía y sus cofrades, por otro.

 

     Hay que decir que nuestra hermanada cofradía gaditana cuenta con la colaboración permanente, espiritual y material, de los PP. Agustinos en general y del P. Julián, Asesor Religioso, en particular. La sede de la cofradía, espaciosa y muy bien decorada, está justo al lado de la iglesia de San Agustín. Tan solo tres metros de calle separan la sede y su iglesia. Como dato curioso se puede señalar que, pared con pared con la sede de la cofradía, está la sede de otra.

    Si nuestra cofradía hermanada cuenta con 800 hermanos, la que está al lado cuenta con 1.500… Pero no podemos ni debemos compararnos porque, en Cádiz, ¡hay 40 cofradías!

    Dejando cifras y anécdotas, hay que reseñar que nuestros anfitriones, David, el Hermano Mayor (cargo equivalente a nuestro Hermano Abad), y María, su mujer por un lado, y José Luís Cañizar “Cañi”, el Hermano Secretario, y Conchi, su mujer, por otro, estuvieron en todo momento a nuestra disposición. En las elecciones a nueva Junta, que se celebrarán el próximo 26 de septiembre, José Luís Cañizar se presenta para Hermano Mayor. Hay que decir que son dos las candidaturas que se presentan para la Junta. Que gane el mejor.  

    Tanto el día 12 como el 13, por la mañana, tuvimos ocasión de visitar, de la mano de nuestros guías, muchos monumentos de la ciudad, la sede de la cofradía y su taller de bordado. Hasta pudimos contemplar el traslado de un Paso de su iglesia a una sede provisional. Fue bonito pero muy breve, porque estaban a unos 60 metros de distancia la una de la otra.

 

 

    El tercer día del Triduo tuvo lugar la lectura del Pregón a la Virgen de la Amargura. Asistieron al acto representantes de muchas cofradías de la ciudad. En un marco de mucha solemnidad y devoción, el pregonero del año pasado glosó la persona y acciones del de este año, pero con una particularidad: en verso. Después, el pregonero anteriormente presentado leyó su Pregón, profundo y extenso, interrumpido con aplausos, que subrayaban el respaldo general de algunas ideas, en varias ocasiones por quienes llenábamos el templo.

    Los del Norte tenemos mucho que aprender de los del Sur en lo que se refiere a protocolo, solemnidad y recogimiento en los actos. Es de justicia decir que, también ellos, cuando nos escuchan decir que aquí tratamos de acudir a las procesiones de todos los días, se quedan admirados… Mereció la pena ir y nuestra Hermandad de Begoña seguirá con esta buena costumbre.