PRINCIPAL

 

 

CIENTOS DE PERSONAS HONRAN A LA AMATXU PEREGRINA EN SU VISITA A DURANGO

 

60 años después de la gran peregrinación que se realizó con varias réplicas de la Patrona de Vizcaya a diferentes localidades de la Diócesis con motivo del cincuenta aniversario de su coronación canónica, otra nueva Réplica, realizada en este caso con técnicas muy avanzadas que han conseguido una semejanza sorprendente con la titular, ha llegado a Durango para encontrarse con los devotos de esta localidad.

La convocatoria de la Cofradía del Rosario de Durango, con más de cuatrocientos años de historia, de la Legión de Maria, de las Congregaciones Marianas y de la Vera Cruz de Durango, así como los peregrinos llegados de otros puntos de Bizkaia convocados por la Hermandad de Begoña, propietaria de la imagen, se ha encontrado con la respuesta de cientos de personas, muchas de las cuales hicieron el recorrido procesional con su Patrona rezando el Santo Rosario, con varios misterios en euskara y el resto y la Letanía a la Virgen en castellano.

 

Se salió puntualmente alas ocho y media de la mañana, de la Parroquia de Santa Ana, y la Virgen, portada a hombros de 18 cofrades de la Santa Vera Cruz de Durango, después de realizar un recorrido durante algo más de veinticinco minutos se llegó a la iglesia del Rosario, cuyo templo ya se encontraba a rebosar. Fue preciso abrir a los fieles el templo anexo de San Pedro, que también se llenó, lo que hizo que mucha gente tuviera que asistir a la Misa desde el exterior.

 

La celebración eucarística, dio comienzo a las nueve de la mañana, después de introducir la talla de la Virgen al templo, para este cometido se separó la peana superior del resto del paso.

La ceremonia estuvo presidida por el Obispo Auxiliar de Bilbao, D. Mario Iceta, por el Rector del Santuario de Begoña, D. Jesús Garitaonandia, que precisamente es natural de Durango,  y el Padre Juanjo Arrieta, franciscano.

La homilía se centró fundamentalmente en la fiesta de Pentecostés, que es la que correspondía con el calendario litúrgico, pero finalizó en euskara y castellano con unas palabras dirigidas a la Virgen de Begoña y a su devoción. Con los templos abarrotados se vivieron momentos de gran emoción que culminaron cuando se cantó con enorme fervor el Begoñako  Andra Mari

Resumen en video

http://www.youtube.com/watch?v=ZPfj_UUGNL4