PRINCIPAL

 

LA PROCESIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE LA CARIDAD, EN LA TARDE DEL DOMINGO DE RAMOS, INCORPORA MÁS ELEMENTOS AUTÓCTONOS CON OBJETO DE MANIFESTAR LA RELIGIOSIDAD POPULAR EN LOS PARÁMETROS DE NUESTRA TIERRA

Begoña oirá esta Semana Santa la música de los txistus y los bertsolaris, así como las saetas y las marchas procesionales tanto de banda de música como de bandas de cornetas y tambores

Se abrirá la procesión a las 18.30 en la Parroquia de la Cruz, con el Cuerpo de Cruz de Guía, elemento fundamental que estará acompañado una vez más por la Banda de Txistularis, bajo la dirección de Mikel Bilbao.

El Santo Cristo de la Humildad estará acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de Begoña, que se ha preparado a lo largo de algunos meses bajo la dirección musical de José Ángel Medina. Este año no han ensayado demasiado, debido a los compromisos profesionales y lectivos de los miembros de esta agrupación, así como alguna enfermedad, pero sin embargo se notará sin duda la mano del maestro.

Con el cuerpo de presidencia irá la representación de la Hermandad de Cruzados Eucarísticos, acompañados por su sección de tambores.

Acompañando a la Virgen de la Caridad irá la Banda Municipal de Galdakao, fundada en 1990, quien unirá a sus treinta y cinco miembros, la mayoría jóvenes procedentes de la Escuela de Música Máximo Moreno, otros catorce txistularis, que interpretarán un amplio repertorio de marchas procesionales seleccionadas entre las partituras proporcionadas por la Banda Maria Santísima de la Esperanza de Córdoba. Las marchas elegidas son las siguientes:

1 - MARCHA REAL

2 - TRIUNFAL

3 - MARÍA AUXILIADORA

4 - A SAN ANTONIO

5 - GLORIA A LA VIRGEN DEL CARMEN

6 - MATER MEA

7 - SAETA

Estas marchas han sido arregladas por el director de la Banda  y compositor oñatiarra Juan Carlos Irizar.

Además de las tradicionales saetas, que interpretará José de la Picá a la salida de la Procesión, en el Bar Egunon y a la llegada a Begoña, en el rellano, nada más culminarse la subida de Elizalde, la procesión contará con otro elemento autóctono.

Efectivamente, dos bertsolaris de enorme prestigio como son Amets Arzallus y Sustrai Kolima, se desplazarán desde Iparralde (Pais Vasco en Francia) y  establecerán un dialogo a la llegada de las imágenes del Santo Cristo de la Humildad y de Nuestra Señora de la Caridad al atrio de la Basílica de Begoña aproximadamente a las ocho menos diez de la tarde.

Sobre las ocho y diez de la tarde se cantará la salve, que pondrá fin a este encuentro piadoso y se retornará a la iglesia de la Cruz, por un nuevo recorrido, el Camino Bilintx y la calle Virgen de Begoña.

De esta manera se conjugarán la saeta, canto que, al igual que el villancico es la canción de la Navidad, representa la manifestación más tradicional y generalizada de la Semana Santa, con las manifestaciones populares del folklore vasco. Con ello la Hermandad pretende sintonizar con un mayor número de devotos.

En el caso de que la lluvia impida la salida de la procesión, a las 19.00 tendrá lugar en la propia Basílica de Begoña,  un concierto sacro a cargo de la Banda Municipal de Galdakao, que interpretará las marchas procesionales previstas para este día, y los dos bertsolaris.