PRINCIPAL

 

 SE COMPLETA UN GRAN PROYECTO PARA BILBAO

 

El  21 de Junio de 2001, la Junta Directiva de la Hermandad de Begoña hace una gran reflexión: La Cofradía, en pleno crecimiento, carece de imágenes procesionales, y a propuesta de algunos cofrades se realiza un plan, del que ahora, cuando mediamos 2009, comienza sus últimos tramos para completar la idea inicial antes de 2011, una década de trabajo.

El proyecto se centraba en la adquisición de las que iban a  ser imágenes titulares de la Hermandad, y se iban a constituir en centro de oración y encuentro para sus cofrades.

En primer lugar, el Santo Cristo de la Humildad, era una imagen sedente de Jesucristo. Esta imagen se pensó para procesionar en solitario en su paso procesional en la tarde del Domingo de Ramos. En cuanto al Viernes Santo, la imagen procesionaría en un paso de Misterio. El citado paso de Misterio, en un principio, se pensó que llevaría además de la imagen del Señor, dos romanos y un sayón (esclavo).

Además la Cofradía se propuso en aquél momento, que había de sustituir la imagen de Nuestra Señora de la Caridad. La que procesionó en la tarde del Domingo de Ramos desde 1998, era una talla antigua y de reducidas dimensiones, cedida anualmente por Iñaki de Barquín. Así que la propuesta señalaba como objetivo el hacer una talla de la Virgen, con su correspondiente paso procesional.

Más tarde, en 2006, se aprueba la realización de otra talla. Se trata de la imagen Peregrina de Ntra. Sra. de Begoña. Y así, en el tiempo record de un año se completa la talla y su correspondiente paso procesional, cincelado en metal.

ESTA ES LA LECTURA DEFINITIVA DEL PASO DE MISTERIO

LA ESCENA: “Y lo llevaron al lugar del Gólgota, que significa lugar de la Calavera. Y le daban a beber vino con mirra, pero él no lo aceptó.

Y le crucificaron, y repartieron sus vestidos, echando a suertes sobre ellos para ver qué se llevaba cada uno. “(Mc 15, 22-25)

“Y le dieron a beber vino mezclado con hiel, y, una vez probado, no quiso beber. Después de crucificarle, repartieron sus vestidos, echándolos a suerte.” (Mt 27, 34-36)

Los pasos aún no están terminados. Efectivamente, el paso en el que  el Santo Cristo de la Humildad procesionará cada tarde del Domingo de Ramos, está pendiente de completarse con cuatro fanales con otros tantos hachones.

Al paso de la Virgen de la Caridad, le falta por terminar el moldurón que rodea todo el paso y la peana sobre la que procesiona la Virgen. Todo ello está previsto que se realice en talla y se dore, al igual que la maniguetas, en oro blanco.

Y el paso de Misterio, que desde la idea inicial ha sufrido modificaciones, llega a la que es su versión definitiva. Se trata de una escena que, como es costumbre, no repite ninguna de las que se recogen en los pasos procesionales de Bilbao.

El paso constará de tres partes, y se completará con seis imágenes. En el cuerpo de apertura, abriendo el paso, estará la imagen sedente del Señor. Él esta orando, acaba de llegar al Calvario, doblado por el peso de la Cruz y ofrece su sufrimiento en reparación por nuestras culpas. Un romano le ofrece una copa con un narcótico: vino mezclado con mirra o hiel.  Esta bebida era una especie de narcótico que se daba a los reos para reducir, en alguna medida, los dolores de semejante tortura. El Señor lo rechazaría, después de probarlo.

En la parte central, un sayón que realiza su trabajo en la Cruz, su gesto brutal nos representa a muchos de nosotros, o mejor, a muchas de nuestras actitudes: Estamos ausentes, seguimos y reincidimos en los mismos pecados, desconociendo que al lado nuestro está Cristo, el Señor del Amor, que también por ese esclavo embrutecido, ofrecerá hasta la última gota de sangre. Junto al sayón un niño. Es una figura alegórica que significa el sorteo de la túnica del Señor.

En el tramo trasero, Nuestra Sra. de la Caridad, por deseo de la Junta Directiva de la Hermandad aparecerá también el Viernes Santo para satisfacción de sus centenares de devotos. La Virgen con gesto doliente y sereno, está unida a su Santísimo Hijo. A ella le acompaña San Juan, el más joven y valiente de los discípulos. El representa a tantos hijos e hijas de la Iglesia, que en periodo de dificultad, van contracorriente, saben que por ello van a ser insultados y despreciados, pero se agarran con fuerza a Nuestra Señora y se unen con Ella al dolor de Cristo para ser con Él redentores de la Humanidad

FINANCIACIÓN

Todo lo realizado hasta el momento, y todo lo que se realizará de cara al futuro, la Hermandad lo ha podido sufragar con algunos donativos de importancia y con cientos de donativos más pequeños. De esta manera las imágenes de la Hermandad cuentan con multitud de benefactores, muchos de ellos anónimos.

El coste total del paso de Misterio, alcanza según el primer presupuesto, los 90.000 euros. Hay que tener en cuenta que dos de las imágenes ya están realizadas: la del Señor y la de su Santísima Madre. Quedan por tanto otras cuatro, que se realizarán según vayan llegando los donativos por el siguiente orden: San Juan, el romano, el sayón y el niño.

En cuanto al paso procesional, también hay algo ya realizado: los cuatro candeleros de cinco tulipas que luce ahora el paso de talla del Santo Cristo, se utilizarán en el paso de Misterio. Habrá que hacer por tanto otros dos para la parte intermedia en la zona longitudinal.

DIEZMO: Se ha incluido en el presupuesto la cantidad de un  diez por ciento de lo que se vaya ingresando por donativos, de cara a destinarlo a obras de Caridad

 

El número de cuenta para los ingresos es el siguiente:

Caja Laboral: 3035 0176 28 1760009557

En los ingresos hay que dejar constancia de nombre y apellidos, o nombre de la empresa, del benefactor, ya que como en otras ocasiones, cada subvención que supere los 40 euros recibirá un recuerdo conmemorativo de su ayuda en los actos de bendición del nuevo paso procesional