PRINCIPAL

 

UNA RÉPLICA DE LA VIRGEN DE BEGOÑA VOLVERÁ A PROCESIONAR POR LAS CALLES DE BILBAO

 

Como informamos en su momento, la Junta Directiva de la Hermandad Penitencial de Begoña acordó en la reunión celebrada el pasado 5 de Mayo la realización de una réplica de la Virgen de Begoña, con objeto de que la talla fuera el centro de una Procesión de Antorchas que se celebraría cada 10 de octubre, en la víspera de la festividad canónica de la Patrona de Vizcaya.

La decisión se dejó en suspenso a la espera de una reunión con el Rector del Santuario de Begoña, Jesús Garitaonandía,  y de otro encuentro con los cofrades benefactores.  Después de estas reuniones la Junta Directiva de la Hermandad de Begoña comenzó los trabajos para la realización de la talla.

ANTECEDENTES

Ya en 1948 una talla, réplica de la Patrona, salió de la Basílica para acudir a los pueblos de Vizcaya en numerosas peregrinaciones. Así, se conservan dos tallas, una que está depositada en el Museo Diocesano de Arte Sacro y otra que lo hace en la propia Basílica de Begoña.

 

La Virgen de Begoña en Orduña en 1948.

JUSTIFICACIÓN DE LA IDEA

Desde la reinstauración de la Hermandad Penitencial de Begoña en 1995 (esta Cofradía fue fundada en 1947 pero suspendió su actividad en 1975), son innumerables las solicitudes que ha recibido la Cofradía para procesionar a la Virgen de Begoña. Además, esta Cofradía asumió muchos de los trabajos que en su momento organizaba la otra Cofradía de Begoña, la de la Madre de Dios de Begoña, hoy inactiva, fomentando el culto a la Patrona organizando actos de singular importancia como es la Romería de Begoña, o Peregrinaciones a diferentes templos o editando miles de estampas de la Virgen entre otros.

Por otra parte la Hermandad Penitencial de Begoña, estaba especialmente preocupada por evitar que sus cofrades se perdieran en la propia organización de la fiesta de la Romería del 11 de octubre, donde se necesita un esfuerzo extraordinario debido al volumen del evento, dando especial relevancia a la parte religiosa.

Así ya los dos últimos años la Cofradía al completo asistía como Acto de Hermandad a la Misa de nueve de la noche en la que se cerraban los actos de la Romería, y este año la Junta Directiva decidió fomentar la asistencia de sus cofrades y de los fieles, no solo a la misa del 15 de Agosto, sino también a la novena completa del 15 de Agosto.

En este marco, y bajo la costumbre de la Iglesia de celebrar las grandes solemnidades con celebraciones de vísperas, la Cofradía bilbaína decidió aglutinar todo ello en este acto de apertura de la festividad canónica de la Virgen, con un día de oración intensa, sin nada más que hacer en el acto que rezar, y preparar de esta manera la gran celebración del 11 de octubre.

REALIZACIÓN DE LA TALLA

De esta manera la Hermandad Penitencial de Begoña se dirigió al imaginero cordobés Enrique Ruiz Flores, autor de otras dos imágenes para la Cofradía, el Santo Cristo de la Humildad y Nuestra Señora de la Caridad, quien de cara a conseguir una réplica fiel de la Patrona vino a Bilbao el 12 y 13 de Junio. Enrique Ruiz Flores estuvo en la Basílica y desde el propio camarín de la Virgen pudo apreciar con detalle la imagen, con objeto de que su trabajo de policromía y decorado fuera lo más fiel posible a la titular.

Jesús Garitaonandia, Rector de la Basílica, Enrique Ruiz Flores, Imaginero y Javier Goitia en el camarín de la Virgen.

Asimismo, en ese viaje, se dirigió a la firma eibarresa Alfa Arte, donde fueron recibidos por el director comercial Luís Zamakona. Esta empresa tiene digitalizada en tridimensional a la Virgen de Begoña. De esta manera se decidió hacer una figura exacta de la Virgen en Yeso duro, que sustituiría al modelado que en otras circunstancias hubiera tenido que hacer el imaginero, y con el que la aproximación a la imagen de la Patrona iba a ser exacta.

 

Luís Arbulu, Responsable de Benefactores de la Hermandad de Begoña. Luís Zamakona, Director Comercial de Alfa Arte. Enrique Ruiz Flores, Imaginero. Iñaki Aceña, Técnico de Alfa Arte que digitalizó la imagen de la Virgen de Begoña

Con este modelo se irá a la empresa madrileña  Dorrego  que hará  un copia sobre cedro a un tamaño de 114 centímetros, tres menos que la titular, sobre el cual el imaginero realizará la talla al máximo detalle. Posteriormente se estucará y preparará para dorar en oro fino, trabajo que realizará el artista cordobés Ángel Varo. Por último Enrique Ruiz Flores terminará la obra policromando caras y manos y decorando al temple el resto.

El compromiso es entregar la obra el 5 de octubre con objeto de ser bendecida para su posterior estreno con una Procesión de Antorchas.

ACTOS DEL 10 y 11 DE OCTUBRE

De esta manera este año, antes de la Romería del 11 de octubre, concretamente el día 10, la Hermandad Penitencial convocará a los vizcaínos a un encuentro de singular importancia. Así a las 7 de la tarde tendrá lugar en la Catedral de Bilbao un acto mariano, organizado por el Párroco Luís Alberto Loyo, y a las siete y media saldrá de este templo bilbaíno la Procesión, en la que todos los fieles que acudan portarán antorchas (velas o cirios).

Durante el recorrido hasta la Basílica de Begoña, en el que se esquivarán las Calzadas de Mallona y la escaleras de la Virgen de Begoña, por lo que se irá por la calle Iturribide, Amadeo Deprit y Cuesta de Elizalde (en función de permisos municipales) se rezarán los 20 misterios del Santo Rosario.

El recorrido que se prevé llegue  a la Basílica a las nueve y media de la tarde noche, terminará con una Vigilia Oracional en la propia Basílica de Begoña. Esta Vigilia será preparada por los jóvenes de La Cofradía, con las orientaciones de Fernando Elorrieta, que además de Párroco de la Basílica es el Delegado Diocesano de Liturgia.

PASO PROCESIONAL

Dado que es idea de la Hermandad de Begoña que esta talla peregrine por pueblos, conventos, colegios etc.,… se ha preparado un diseño del paso procesional semejante a su paso de traslado. La obra ha sido encargado al taller de orfebrería cordobés de José María Navarro en dos fases: en la primera, para este año, se realizarán los cuatro faroles, ya que la Virgen procesionará en el actual paso de traslado que tiene la cofradía; en el segundo, se realizará el paso completo en metal blanco repujado.

FINANCIACIÓN

La obra completa, incluyendo la imagen y el paso procesional, alcanza un presupuesto de 40.000 euros que la Cofradía Bilbaína espera conseguir por la vía de donativos. Los que quieran aportar una cantidad económica para esta imagen lo pueden hacer ingresando su donación en la Cuenta Corriente de Caja Laboral 3035 0176 28 1760009557. Es importante dejar constancia en el ingreso del nombre de la empresa o persona benefactora, ya que la Hermandad de Begoña dará a los benefactores que superen los treinta euros un recuerdo conmemorativo.