PRINCIPAL

Principal
Arriba
Bienes
Autores

PATRIMONIO

ESTILO

La Hermandad de  Begoña se distingue por su estilo sobrio, heredado de los primeros tiempos de su fundación.

Los colores dominantes son el blanco y el negro. Su orfebrería es en metal blanco a excepción de la Corona Real de la virgen, que se cinceló en material pobre (latón) y se doró.

Todas las adquisiciones se han realizado en madera. Tiene abundantes objetos de talla. Destacan los realizados en talla vasca, sus varas de la Junta Permanente, y la Cruz de Guía. El terminado de los faroles, las varas y estandartes es en caoba, al igual que el paso del Santo Cristo. También es talla el paso de la Virgen aunque en este caso su terminado es en dorado de oro blanco.

También los bordados tienen como base la plata. Sin embargo hay dorados, aunque en este caso se debe al rescate de bordados de estandartes antiguos que fueron donados a la Hermandad de Begoña.

En el discurrir de la Hermandad se observa la recuperación de costumbres bilbaínas. No hay luz eléctrica en ninguno de sus elementos. Candelerias, faroles y cirios, dejan un intenso olor a cera al paso de la Cofradía que se mezcla con el poderoso aroma del incienso con el que se purifica el camino de sus pasos. Los tronos son portados a hombros de cargadores exteriores que recuerdan las procesiones de principios de siglo XX.