Crónica de la Apertura e Inauguración.

 

 

Karmelo Etxenagusía: “Lo sustancial y permanente es María, los apelativos son accidentales, importantes pero accidentales”

 

Bilbao/ 5 de diciembre de 2006.

 

Con la lluvia como protagonista en el recibimiento de los congresistas se inició la primera jornada del I Congreso Internacional de Hermandades y Cofradías de Vírgenes Patronas.

La climatología propició también un ligero retraso en el comienzo del acto que presidió el obispo auxiliar de Bilbao D. Karmelo Etxenagusía, quien en su alocución inaugural comenzó haciendo referencia a las múltiples circunstancias que le vinculan a la Virgen de Begoña y a su santuario desde su condición de párroco, pasando por su ordenación como auxiliar de Bilbao en Begoña, su domicilio en la residencia Ntra.Sra. de Begoña, hasta el nombre de su ahijada en Australia que lleva el nombre de Begoña.

Ofreció la Bienvenida de la Iglesia de Bilbao a los asistentes al Congreso y habló de la Villa como una urbe abierta al mundo.

Al referirse a las múltiples advocaciones “arraigadas en vuestros corazones” dijo, “son geografía de la expresión del culto mariano” Pero, matizó, “Lo sustancial y permanente es María, los apelativos son accidentales, importantes pero accidentales”.

En la mesa presidencial se encontraban también el director del Congreso, el salesiano Carlos García Llata, el Abad de la Cofradía de la Virgen Blanca, Ricardo Sáez de Heredia, y el Hermano Mayor de la Hermandad de Ntr. Sra. de Begoña, Javier Diago.

Sáez de Heredia comenzó el turno de intervenciones hablando de este “Proyecto apasionante.” Y añadió “Es muy necesario que en nuestras cofradías tomen nuevos bríos para estar en esta nueva sociedad, en este siglo XXI lleno de retos y de trampas. Tiene que servir para fortalecer nuestro mensaje cristiano, ser eficaces en la vida que nos toca vivir. Tienen que salir unas herramientas para que cada día estemos mejor formados, y que nos sirvan para hacer más felices a aquellos con quienes vivimos, a los que nos hacen la vida fácil y la vida difícil.”

Destacó en su intervención “el simple hecho de haber hablado con 135 cofradías de todo el mundo (Argentina, México), que nos han dicho que también están presentes en la oración y el recurdo. Lanzar este mensaje de futuro”. Concluyó invitandoa todos a participar en  el congreso activamente para que “las conclusiones sean de todos.”

Javier Diago, de la Hermandad de Begoña, tras saludar a las autoridades y congresistas presentes, expuso los motivos que han provocado este Congreso explicando cómo surgió de la iniciativa del tesorero de la Hermandad y cómo se vio implicada la Cofradía de la Virgen Blanca, y desarrolló también la historia de la Hermandad de Begoña, sus actividades y su implantación en la Villa de Bilbao. Explicó que la hermandad de Begoña “cuenta desde 1947 con una doble vertiente desde su fundación: penitencial, que se consagra a los misterios de la pasión, muerte y resurrección, y de gloria, que se consagra a la patrona de Vizcaya y de nuestra hermandad.”.

En una segunda parte de su exposición argumentó la presencia de María en la Historia de España frente a quienes ponen en entre dicho esta realidad sin dar lugar a argumentos. Entre otras afirmaciones dijo que las advocaciones marianas, las patronas “Son el santo y seña de cada localidad, región o nación. María en el centro de una sociedad multicultural y multirreligiosa. En un tiempo en el que se maltrata a las mujeres, un católico se arrodilla ante una mujer. Se le rinde pleitesía, y se le hace un congreso.”

Carlos García Llata  relató cómo llegó a él la encomienda de la dirección del Congreso, y entrando en los contenidos del congreso señaló que “una Iglesia que tiene ante sí el reto de una nueva evangelización cuenta con estas expresiones (las Cofradías) que son el vehículo que canaliza muchas intuiciones de la fe, muchos anhelos, etc.” Según García Llata iniciativas como esta del Congreso “pretenden fortalecer el mensaje cristiano fomentando la devoción a Virgen en las manifestaciones populares.”

Frente al laicismo y secularismo de la sociedad  “urge valorar, purificar, estimular la vida de las hermandades.” Seguidamente hizo un recorrido de las ponencias de este Congreso.

Al final de su discurso tuvo un recuerdo para José María Mardones, del CSIC, que murió repentinamente cuando veía un partido del mundial de España. “Estaba invitado. Fue uno de los que primero aceptó el reto de venir aquí. A través de la obra que nos ha dejado podremos encontrar algunas de las sensibilidades que iba a traer aquí.”

Ricardo Sáez de Heredia dio lectura a algunos de los comunicados de adhesión recibidos de lugares como Córdoba, Girona o Arizona (EEUU).

El Hermano Tesorero de la Hermandad de Begoña había comenzado señalando que la preparación de este Congreso no había estado exenta de dificultades, y a buen seguro porque “al Demonio no le interesa que este Congreso se celebre.” El acto se cerró con el rezo de La Salve, tras lo cual los asistentes fueron obsequiados con un aperitivo por el Ayuntamiento de Bilbao.